Habilidades de trabajo en equipo, ¿Cuáles son y cómo potenciarlas? - Aprende más

Habilidades de trabajo en equipo, ¿Cuáles son y cómo potenciarlas?

Para contar con empresas competitivas, es necesario saber que todo líder debe contar con con ciertas habilidades de trabajo en equipo. Gestionar equipos para que todos los miembros de la organización asuman su rol y a su vez remen en la misma dirección. 

También te puede interesar: Master in Digital Project Management

Las empresas necesitan líderes que sepan coordinar y organizar todo el capital humano de la organización. Para lograrlo será necesario un cambio de visión, pasar del “yo” al “nosotros” y sobre todo el equipo debe conocer cuáles son los objetivos empresariales. En definitiva, la meta que deben perseguir.

Si no sabemos hacia dónde vamos, difícilmente vamos a poder remar en la misma dirección. Por tanto, el trabajo en equipo será la clave de éxito de cualquier entorno corporativo.

A continuación, explicamos qué es trabajar en equipo exactamente y sobre todo te ofrecemos las claves para que puedas potenciar las habilidades de trabajar en equipo.

Infografía

Agile Project Management Ventajas y Metodologías

Descargar

Índice de contenidos

Qué es trabajar en equipo

Trabajar en equipo supone que todos los miembros de la organización tengan un objetivo común. Dentro de la estructura organizativa supone además el diseño de acciones para la consecución de dichos objetivos y también para la resolución conjunta de  problemas. Sumar fuerzas para que entre todos los miembros de la organización se consigan resultados. 

El líder debe de influir positivamente para generar confianza, intercambio de conocimiento, apoyo y compañerismo. Para lograr equipos cohesionados será necesario fomentar un espíritu de pertenencia para que los miembros sientan y compartan valores como la solidaridad entre compañeros/as. Todo esto será importante para alcanzar metas y conseguir un impacto positivo en la empresa. 


Habilidades de trabajo en equipo más importantes

Un líder debe contar con muchas habilidades de trabajo en equipo sin las cuáles será complicado un grupo cohesionado y coordinado que vaya en la misma dirección. Cada miembro de la organización tendrá que poner de su parte para que todo fluya y se generen esas relaciones necesarias para que todo funcione. Pero además de ese ejercicio individual que cada miembro del equipo debe realizar, el papel del líder será fundamental en todo el proceso.

Vamos a destacar las habilidades de trabajo en equipo más importantes que un buen líder debe poseer para contar con una empresa competitiva con personas motivadas.

Empatía

Una de las acciones interesantes para que todos los miembros se pongan en el lugar de los demás es rotar a los profesionales en las áreas o tareas. Si todos conocemos el trabajo de los demás, más fácil será ponernos en el lugar del otro. 

Para hablar con propiedad, para saber lo que supone cada acción, es necesario antes haberlo probado. A priori puede parecerte una pérdida de tiempo formar a todo el equipo en tareas que no tiene que realizar.

No se trata de que conozcan a la perfección las acciones o tareas de los compañeros, pero sí que conozcan por lo menos en qué consiste el trabajo y lo que cada acción supone. A largo plazo, esta idea de rotación de áreas será muy rentable.

Tener una visión general de todas las áreas, conocer de primera mano las diferentes acciones, ayudará a la hora de entender a la otra persona y no solo eso, estaremos en disposición de poder emitir una opinión más formada. El equipo podrá sugerir y contribuir a mejoras que serán muy importantes para el desarrollo de la empresa. 


Liderazgo

El equipo necesita un líder que nos ayude en el camino. Hablamos de una estructura horizontal, que nada tiene que ver con el modelo jerárquico, de  jefe y equipo al que estamos acostumbrado.

Un líder ofrece confianza, impulsa y motiva al equipo y le ayuda en el camino. Sin este liderazgo el trabajo en equipo será complicado. 

Capacidad resolutiva

Para gestionar equipos debemos de ser resolutivos, tenemos que tener habilidades para dar solución a problemas que pueden surgir dentro de nuestra organización. Debemos considerar la capacidad resolutiva de un líder como la columna vertebral de todo el negocio.

No podemos bloquearnos, es fundamental tener una buena atención al cliente y al equipo, y si no contamos con capacidad resolutiva será imposible contar con un buen servicio.


Escucha activa

Un buen líder debe tener capacidad de escucha activa para poder comunicarse con su equipo. Debemos escuchar para saber qué ocurre, cómo se siente el equipo, qué problemas y necesidades hay dentro de la organización.

Aunque puede parecer una habilidad sencilla, escuchar activamente es una tarea complicada, que requiere esfuerzo.

No se trata de oír o realizar una escucha pasiva, sino de ir más allá, conocer los sentimientos, ideas o pensamientos que existen detrás de lo que escuchamos. 

Como líderes debemos escuchar sin juzgar y debemos comunicar a las personas de nuestro equipo que entendemos lo que nos dicen y sobre todo debemos dar respuesta a esa escucha. Atender las demandas o responder a los problemas que hemos identificado será clave para una gestión óptima.


Comunicación

La comunicación interna con los miembros que trabajen en nuestro equipo será un pilar básico para que todo funcione.

Tendremos que utilizar los canales de comunicación adecuados que nos permitan tener un equipo cohesionado.

Master in Digital Project Management

Aprende a aplicar la Transformación Digital en la Cultura Agile

¡Quiero apuntarme!

Tendrás que impulsar la comunicación y eso pasa por dar confianza. Las personas que forman parte de nuestra organización tienen que sentirse libres para comunicar una opinión o forma de hacer las cosas sin que se sientan juzgadas. 

Debemos diseñar un plan de acción del trabajo en equipo para comunicar también internamente. Si los miembros de una organización sienten que no se les está comunicando partes importantes de la empresa no se van a sentir parte del equipo. Debemos ser transparentes y comunicar todo aquello que afecta al equipo de lo contrario no tendremos personas motivadas ni vamos a fomentar el sentimiento de permanencia. 


Organización

La estructura y el orden deben de ser habilidades que un buen líder debe dominar. Esta habilidad ayudará en la productividad, priorización de tareas y sobre todo en identificar las tareas que se pueden delegar. 

En cuanto al trabajo en equipo una buena organización y sistematiza procesos ayudará a que los profesionales de la organización adquieran buenos hábitos, sean más productivos y eficaces y en definitiva se sientan mejor.

Una mala organización en la gestión de un equipo puede tener consecuencia muy negativas aunque se cuente con los mejores profesionales. Si el trabajo no está ordenado, bien estructurado y organizado las personas más competentes no se sentirán bien en la realización de su trabajo. No se implicarán en el proyecto y sentirán falta de comunicación e ineficacia por parte de su líder, lo que se traduce en una falta de motivación en el equipo


Flexibilidad

Necesitamos estructuras flexibles, abiertas a cambios, a la innovación a probar nuevas formas de hacer las cosas. Si contamos con formas de actuación rígidas y cerradas será difícil que la innovación surja, que el equipo proponga nuevas ideas, nuevos proyectos o nuevas formas de hacer las cosas.

La clave será ser flexibles y dejar espacio para la creatividad. Frases como “aquí siempre lo hemos hecho así” estarían fuera de contexto en organización que apuesten por un trabajo en equipo competitivo, innovador y abierto al cambio.

Para que las personas propongas debes crear espacios flexibles y facilitar la participación.


Responsabilidad

La responsabilidad alude al compromiso y a tomar decisiones de manera consciente. Un líder debe ser consecuente con sus acciones, debe reconocer y aceptar las consecuencia de todas las acciones que realizar o las decisiones que toma. 


Motivación

La habilidad de motivar equipos está relacionada con la propiedad de conseguir que las personas se sientan bien, satisfechas, mejoren su autoestima  y se comprometan con el proyecto. 

Hay muchas formas de motivar a nuestro equipo: reconocimiento de las metas alcanzadas, promoción, otorgar responsabilidad o independencia, es decir, capacidad para tomar decisiones…

Un equipo motivado es un equipo con ganas de aportar valor a la compañía. Existen diferentes fórmulas para reconocer el trabajo de nuestro equipo, la clave será que se sientan parte de él y que encuentren sentido al trabajo que realizan día a día. 


Enfoque a objetivos

Si nuestro equipo no sabe hacia dónde tiene que remar, será difícil que consiga objetivos. Tenemos que tener objetivos claros y específicos, de lo contrario nada tendrá sentido. Debemos de diseñar en equipo esos objetivos de la compañía para que todos pongamos el foco en el mismo punto. 

Si tenemos claro nuestro foco será  más fácil remar en la misma dirección. Antes de nada, diseña en equipo esos objetivos y metas y enfoca todas las acciones hacia esos objetivos. El equipo debe tener claro estos objetivos.

¿Cómo potenciar las aptitudes de trabajo en equipo?

Para fomentar todas las habilidades de trabajar en equipo debemos tener en cuenta una serie de aspectos.

Un punto importante será la autocrítica. Si no somos capaces de ver nuestras debilidades será difícil que podamos mejorar.

Debemos pararnos y en equipo hacer este autoanálisis que nos ayudará a identificar todas las debilidades. Esto nos ayudará a seguir siendo una empresa competitiva y a mejorar en equipo.

Otra cuestión importante es que no debemos tomarnos las opiniones como algo personal. Las personas implicadas en un proyecto aportan su opinión para mejorar y optimizar procesos.

Y por supuesto, debemos aceptar las decisiones que se tomen en grupo. Aunque individualmente hubiéramos hechos las cosas de otra forma, podemos argumentar nuestra visión, pero debemos de estar preparados para aceptar las decisiones tomadas en equipo. 

Otra práctica recomendada es realizar actividades en grupo para fortalecer la confianza del grupo. Existen diferentes dinámicas y acciones que ayudan a que los lazos se estrechen para generar un buen clima. Este buen ambiente será necesario para un buen trabajo en equipo

En definitiva, como líderes debemos desarrollar acciones que nos ayuden a pasar de la individualidad a la participación y toma de decisiones en equipo que serán la clave de éxito de empresas competitivas, proactivas e innovadoras. 

Y tú, ¿quieres gestionar las habilidades en equipos? Te recomendamos el Master in Digital Project Management donde aprenderás los fundamentos de la cultura agile a través de metodologías y frameworks de escalado de proyectos que facilitan la optimización de recursos y la mejora de los resultados.

Master in Digital Project Management

Aprende a aplicar la Transformación Digital en la Cultura Agile

¡Quiero apuntarme!

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de Contenido

En Clave

Temas Relacionados